viernes, marzo 17, 2006

A Cuba (por la Moma)

Pues el día que llegué a Cuba hacía un calor tan grande que me faltó tiempo para quitarme la ropa; y así mismo me fui quitando tantas cosas durante ese tiempo: el apego a lo material, la ñoñería sobre todo, el egoísmo, la mezquindad que llevamos los que nos hemos acostumbrado a tener todo lo que no necesitamos, la superficialidad, y sobre todo, la prisa, esa urgencia con la que vivimos . Yo vi un país gris, pero también vi una gente que no tiene prisas, que no se acelera, gente que no toca bocinas, que no mira para arriba porque no hay letreros. Es verdad, pero cuánto descansó mi vista. A mí también me hace falta a veces, yo también comí arroz con arroz, llegué con la maleta llena y me fui con ella vacía y el corazón lleno.

* La Moma escribió sobre Cuba en su blo (asigunelmacolapedra.blogspot.com) y al hacerle el comentario, senti que se merecía escribirlo aqui. Gracias.

6 comentarios:

Lulu dijo...

Precioso.
Nos demuestra una vez más que lo verdaderamente importante en esta vida no es lo material. Y que hay gente con mucho menos que uno y , sin embargo, llevan una vida más plena. Eso me hace sentir tan vanal a veces y me da fuerzas para querer ser mejor.

Xoxo's

Contemporanea dijo...

MUY BUEN POST, CON REALIDADES CONCRETAS- SALUDOS.

lagitti dijo...

Gracias chicas! es que as� lo siento.

Diego dijo...

es cierto... pero no se puede negar que no tienen libertad de expresión y de opinión... de hecho, creo que los cubanos no pueden tener blogs...

lagitti dijo...

Diego, yo no digo que la vida en Cuba sea perfecta, para nada! también vi eso, vi la televisión con la misma noticia de hace 30 y pico de años, vi la misma propaganda y la oí de bocas de niños de cuatro años. No niego que quise vivir allá pero cuando me di cuenta cuánto me gusta leer el periódico, hablar mal del gobierono (de cualquier y de todos) y comprar en Gap, tuve que bajarme de mi nube.

Anabelle dijo...

que envidia! yo quiero ir a Cuba!